POSTPARTO

 

Trabajar en la prevención, una costumbre vital

 

Durante el embarazo se producen múltiples adaptaciones en el organismo femenino para facilitar el desarrollo de un útero en crecimiento.

Los músculos abdominales pueden estirarse hasta 15 cm., y no solo se estiran sino que además se separan (diástasis), la presión abdominal aumenta a medida que el bebé crece y, como consecuencia, el suelo pélvico se deteriora.

Durante el parto, la distensión de estos músculos es aún mayor al tener que pasar el bebé a través de ellos. El posparto inmediato es un tiempo de recolocación y vuelta a su lugar de todos los cambios que se han generado durante nueve meses.

Los músculos del suelo pélvico se encuentran debilitados, y pueden aparecer episodios de incontinencia urinaria, al tiempo que la sexualidad puede verse afectada por la nueva situación (laxitud genital, posible episiotomía…) disminuyendo la sensibilidad en la zona. 

Tras la cuarentena, y antes de iniciar “lpostpartoa puesta a punto” es sumamente recomendable someterse a una valoración del suelo pélvico, para ver como han afectado todos estos cambios al cuerpo.

La recuperación de la condición física durante el post-parto es una demanda habitual y los ejercicios a practicar deben estar basados en un refuerzo abdominal hipopresivo, jamás mediante los ejercicios abdominales clásicos, que provocan un aumento de presión en el abdomen y directamente dañan el suelo pélvico.

En el grupo de Post-parto, vamos a trabajar con distintas técnicas( yoga, pilates, técnicas hipopresivas, Gyrokinesis....), consiguiendo recuperar la flexibilidad de tu espalda, tonificar tu suelo pélvico, trabajar en la prevención y relajar tu cuerpo y tu mente.

 

Ven con tu bebe, siempre será bien recibido!!